¿Cómo definir el público objetivo de mi negocio?

publico objetivo

Contenido del artículo

Compártelo 🚀
Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

¿Te has preguntado alguna vez qué pasaría si tu estrategia de marketing nunca llega a las personas a las que les podría interesa tu producto o servicios? Evidentemente, el éxito de tu negocio está en juego y si no llegas a ellos difícilmente lograrás tus objetivos.

Es por ello por lo que tener claro cuál es tu público objetivo es indispensable para que puedas llegar a ese usuario que te necesita y que aún no sabe que existes o que beneficios puedes aportarle.

¿Cuál es tu público objetivo?

Para empezar, tu público objetivo es ese grupo de personas o usuarios que comparten una serie de características y que principalmente será el potencial cliente de tu negocio. ¿Por qué es importante identificarlo? Pues por lo que ya hemos comentado antes. Si no conoces a quién va dirigido tu producto o servicio, literalmente vas a estar a ciegas, no solo al no saber cómo llegar a él, sino que tampoco sabrás cómo hablarle o qué intereses tiene.

Pasos para conocer a tu público objetivo

El proceso consiste en segmentar el mercado actual; es decir, identificar el público potencial o que tiene mayores probabilidades de interesarse en tu negocio. ¿De qué manera? Para hacértelo más fácil vamos a darte una serie de pasos a seguir. ¡Toma nota y comienza ya!

Analiza tu producto o servicio

Lo principal es que sepas bien cuales son las características del producto o servicio que ofreces. ¿Cómo descubrirás a quien le puede interesar tu producto si no conoces sus beneficios o ventajas? Y, además, ¿cómo vas a venderlo sin conocerlo? Este es el primer paso. Al saber cuáles son las necesidades que vas a satisfacer podrás segmentar, de un público general, el más potencial para tu negocio.

  • ¿Qué beneficios tiene mi producto? 
  • ¿Cuáles son los problemas que resuelve mi servicio?
  • ¿A qué personas está dirigido? ¿niños, hombres o mujeres?
  • ¿Por qué comprarían mi producto o contratarían mis servicios? 
  • ¿En qué se diferencia mi negocio de otros?
  • ¿Cuáles son las ventajas que aporta mi producto o servicio?

Estas son algunas de las preguntas que debes hacerte a fin de determinar el valor que tiene tu negocio. ¿Cuál es el propósito? A medida, que vayas respondiendo a cada interrogante verás con más claridad ese público, que sin duda necesita de ti y que lógicamente es a quien debes dirigirte.

Estudia a tu audiencia

Si ya tu negocio está en marcha entonces puedes valerte de tus actuales clientes y estudiar sus características específicas ¿Qué datos buscar? Básicamente, toda la información que pueda serte útil para atraer y llegar a ellos en el momento más conveniente. Algunos de los datos más útiles son:

  • Ubicación geográfica 
  • Género
  • Edad
  • Ocupación o profesión
  • Intereses
  • Aficiones
  • Hábitos de compra 
  • Idioma

¿Cómo obtener esta información? Una de las maneras es realizando una encuesta, especialmente si tienes una página web. Pero, es importante que uses un buen cuestionario para obtener sólo los datos justos y no molestar a los usuarios. La verdad es que a nadie nos gustan las encuestas ni tener que responder muchas preguntas. Así que si pones algún incentivo quizá tengas más éxito. ¿Qué tal un descuento?

Aprovecha las redes sociales

Las redes sociales pueden darte más información sobre tu audiencia o público objetivo. ¿Te faltó algún dato en las encuestas o cuestionarios? Entonces, probablemente las redes sociales te den esa información que te está faltando.

Actualmente, cuentas con muchos softwares que realizan un análisis completo de tus redes sociales. De esta manera, puedes saber datos de tu público como la hora en que están más activos, sus preferencias, sus gustos y mucha otra información útil. 

Por otro lado, aunque realices un cuestionario y logres obtener todo lo que necesitas para definir a tu público objetivo, no está de más que se complemente la información con un análisis de las redes sociales. Así realizarás una mejor segmentación y tu estudio será más efectivo.

Investiga a la competencia

Analizar a la competencia te ayudará a tener una mejor dirección con respecto a tus estrategias y a definir a tu público objetivo. Pero ¡Cuidado! No copies a la competencia. Que haya funcionado a otros no significa que funcione de la misma manera en tu caso. Además, como profesional que eres en tu terreno, seguro que puedes destacar y sobresalir por ti mismo.

Entonces ¿Para qué estudiar a la competencia? Bueno pues porque al hacerlo podrás descubrir a quienes les interesa el producto o servicio que vendes, cuáles son las reacciones que tienen a ciertas estrategias, que es lo que más buscan y cuáles son los fallos que la competencia está cometiendo y que lógicamente no solo no quieres repetir, sino que puedes mejorar 😉

La idea es tener claro hasta dónde llega la competencia y qué errores no cometer. Gracias a ello, puedes definir mucho mejor a tu cliente potencial y saber cómo llegar a él de la forma más eficaz

Prueba anuncios publicitarios

¿Ya tienes una idea de cuál es tu público objetivo? Este último paso te servirá para comprobar que tu definición del cliente ideal para tu negocio es la correcta. Hablamos de aplicar ahora estrategias de marketing y publicidad.

Para ello, puedes comenzar utilizando las redes sociales haciendo anuncios especiales para atraer a ese usuario que ya definiste. En base a los resultados obtenidos podrás verificar si has hecho una buena segmentación de mercado para el éxito de tu negocio.

Ventajas de definir a tu público objetivo

La verdad es que cuando defines a tu público objetivo todo son ventajas, pero mencionaremos algunas a continuación.

Dirección definida

En los negocios donde no hay una dirección definida es muy probable que se siga un rumbo equivocado ¿A dónde llegará un negocio sin rumbo? Sinceramente lo más probable es que no tenga mucho éxito.

Para lograr los objetivos y hacer de un negocio un buen negocio debes saber a quién dirigirte, cuándo y cómo hacerlo. Y esto solo se logra teniendo un cliente definido. Así centrarás todos tus esfuerzos y los resultados serán más satisfactorios, acelerando el camino hacia el éxito.

Optimización del presupuesto

Cuando no sabes cuáles son las estrategias de marketing o tipo de anuncios adecuados para invertir es fácil malgastar el presupuesto.

En cambio, al conocer los intereses, gustos, preferencias y otras características de los potenciales clientes se realiza una inversión más segura, pues se aplican las estrategias de marketing que tienen más altas probabilidades de éxito.

Aumento y fidelización de clientes

Lógicamente tener clientes, aumentarlos y fidelizarlos es uno de los objetivos principales que tiene un negocio. Al definir el público objetivo se puede atraer a esos clientes potenciales y así aumentar las ganancias constantemente ¿Qué emprendedor no desea esto? 

Además, cuando lo sabes todo o casi todo de tu cliente es más fácil ofrecerle lo que quiere y, por lo tanto, fidelizarlo. Gracias a ello, tu cartera de clientes crecerá de manera exponencial. Así que ¡manos a la obra! ¿Crees conocer ya a tu público objetivo?

Emprendedor en serie. Innovador del año por MIT-TR35. Premio FPdGI Princesa de Girona. Fundador de eyeOS (adquirida por Telefonica), Ideafoster (adquirida por Canvia - Advent International), Founderz.

Otros artículos: